La historia de Blythe

By  |  1 Comment

Todo empieza en 1972 en la ciudad de Cincinnati, en el estado de Ohio, en los Estados Unidos de América. Gran apuesta de la compañía americana de juguetes Kenner, Blythe nace para conquistar el corazón de las niñas de todo el país. Sus creadores han dado vida a una muñeca novedosa y original que reserva une sorpresa: cuando se tira de la cuerda que tiene detrás de la cabeza, Blythe cierra los ojos para volver a abrirlos de otro color. ¡Tachán!

Una muñeca de ojos cambiantes

Una muñeca de ojos cambiantes

Fabricada en Hong Kong, la muñeca de ojos cambiantes pronto se encuentra disponible en numerosas tiendas de los Estados Unidos. Pero su cabeza desproporcionada en comparación con su cuerpo no gana el favor de las niñas americanas, y un año después de su lanzamiento, Blythe desaparece del mercado. ¡Ahora me ves… Ahora no me ves!

Anuncio de una de las primeras Blythe

Una muñeca de anuncio

Habrá que esperar casi 30 años para ver a Blythe resurgir del olvido. Y todo gracias a un hada madrina llamada Gina Garan que la elige como modelo para desarrollar sus dotes de fotógrafa al final de los años 90. Después de retratar en numerosas ocasiones esta muñeca entrañable de cabeza grande que le regaló un amigo suyo, la artista termina enamorándose  de su musa. Tanto que le dedica un libro, “This is Blythe”, cuyo éxito cambiará para siempre el destino de la muñeca olvidada.

Gina Garan: El hada madrina de Blythe

Una muñeca con un hada madrina

En el mismo año en el que se publica el libro de fotografía de Gina Garan, en 2000, Hasbro, sucesora de Kenner, cede los derechos de la muñeca a la compañía japonesa Takara. Y algunos meses más tarde nace la primera “Neo Blythe” que cosecha enseguida un gran éxito en el país del sol naciente gracias a un anuncio televisivo realizado para una cadena de grandes almacenes. Y así, por un golpe del destino, Blythe vuelve a los Estados Unidos, conquistando de paso el resto del mundo. Pero ya no es una muñeca para niñas, Blythe se ha convertido en un objeto de coleccionistas destinado a un público adulto.

Una muñeca polifacética

Una muñeca polifacética

1 Comentario

  1. Luis Fercort

    Luis Fercort

    24/01/2014 at 12:34 pm

    Yo tengo el libro de Gina Garan y es maravilloso

Debes estar logueado para poder comentar Login